lunes, 1 de octubre de 2007

"Pues sí, esto es un sexshop"

Inauguramos el blog con una entrada sobre la experiencia de esta tarde de un servidor de. Leedlo, hay mujeres y sexo.

Estaba yo paseando por Madrid, saliendo de la Casa del Libro, con una buena amiga y en nuestra vuelta hacia el metro de Sol, nos encontramos un par de sex-shops. Como la chica no había entrado nunca y tenía curiosidad (y algo de vergüenza por entrar sola), la dije que si quería entrar la acompañaba. Efectivamente, así sucedió, y esto dio lugar a una serie de reflexiones.

No era la primera vez que visitaba un establecimiento de este tipo. Pero tampoco soy un salidorro, señores, era la segunda. Lo primero: el estupor inicial de mi acompañante al ver la inconmensurable cantidad de dvds con las palabras anal, sucking, whores, bitches, cunts, teen, lolitas, black, cocks, etc, hábilmente combinadas para que den lugar a un montón de títulos diferentes para la misma temática. ¡Qué mundo más lingüísticamente enrevesado el del porno! ¡Como con tan poco pueden hacer tantas combinaciones! El espectro es casi infinito: “teen cunts”, “teen lolitas”, “black cocks”, “anal cunt”... bueno, este también sirve para grupos de punk-hardcore.

Cuando su parálisis y vergüenza inicial dejan paso a la curiosidad, acompaño a la chica hasta el área de esposas, antifaces, fustas y demás juguetitos para pasar una tarde agradable en un motel de Las Vegas (si ya tuviéramos dinero para los casinos...). En este momento, me convierto en el rey del sexshop. Durante los siguientes minutos que pasamos en la tienda soy la envidia de todos los infraseres que paseaban su culo en busca de algo para satisfacerse, por una sencilla razón que explico a continuación.

No sólo era el tipo más joven de la tienda, el resto eran mayores de treinta, algunos de ellos, bastante poco agraciados, los pobres (uno de ellos tenía pinta de cura de los que tocan monaguillos); sino que además estaba acompañado de una fémina atractiva de mi misma edad. ¿Cuál es el pensamiento que se ha cruzado por la cabeza de estos machotes con tanto amor para descargar... sobre elementos artificiales? “¡Qué suerte! Esta es la típica parejita en busca de esposas, fetiches y pelis porno. ¡Qué no daría yo por una tía que se pusiera a tope con una peli guarra! ¡Qué no daría yo por tener su edad y tirarme a una tía como esa!”. Y claro, a uno, que es un macho estúpido atiborrado de testosterona y orgullo viril, pues se le hicha el pecho. No os preocupéis, amigos pajilleros, a mí también me gustaría que esto fuera verdad. Sniff.

Y luego pasamos a la mejor de las secciones: los consoladores. Ningún escritor simbolista o romántico; ningún pintor surrealista u onírico; ningún músico barroco y apasionado; ninguno de ellos pudo nunca imaginar el irreal mundo que son las secciones de consoladores de estas tiendas. Para las chicas que no hayan entrado: hay gente que espera que os introduzcáis esto en vuestra vagina:



¿Alguna aventurera se apunta a probar nuevas y desgarradoras experiencias? ¿Sólo pensar en meterse la lata ya duele, no? Tengo que decir que aquí no fue sólo ella la que flipó, la verdad. Aunque más divertido fue explicarle el funcionamiento de las bolas chinas y otras cositas que había por ahí y ver las caras que ponían. Angelito, es tan inocente.

Sí, sé lo que muchos están pensando, posiblemente, también Nobel: “Joder, y esta es la primera entrada...” Pues ya sabéis como va a ir el tema, amigos.

Un saludo,

-Scaramouche-

6 comentarios:

Nobel dijo...

Dios mio, demasiado nivel para la primera entrada, ahora me voy a sentir presionado

Anónimo dijo...

Soy Adrián,

Chapó, no digo más

Lucinda dijo...

Cómo me gustan a mí los sex-shops, son un sitio tan previsible, tan colorido, tan extravagante...

Aunque lo único que me atreví a comprar una vez fue un par de esposas...

Ale dijo...

Gracias por vuestro link. Pero todavía estoy pensando por qué soy "Gran narcotraficante" :oD.
Os seguiré. ¿Qué vendrá después del Sex Shop? ¿Montera a las 4 de la mañana?

Scaramouche dijo...

Señor Nobel, haga usted alguna entrada durante mi estancia en Gales hasta el próximo día 16, que esto está muy muerto.

¡Y no se olvide de justificar los textos!

Scaramouche dijo...

Estamos parados, pero intentaremos salir adelante... NOBEL, HAZ ALGO!!