sábado, 17 de noviembre de 2007

Let's do the music!

Aprovechando que estoy a punto de recoger una nueva guitarra, vamos a ver algunas de las maravillas que los más hábiles luthieres han creado para que las grandes estrellas porten con orgullo, originalidad, presencia y buen gusto. Sí, el artículo de hoy va de guitarras.

Veréis, Nobel quería que, en el caso de adquirir una guitarra, me hiciera con una Les Paul negra mate que vimos en una tienda y que nos maravilló. Como esta joya escapaba a mis posibilidades, he adquirido chanchullo-mediante una imitación de stratocaster de segunda mano casi nueva.

Pero me arrepiento, no por no haber cogido la Les Paul, sino porque podría haber conseguido alguna de estas maravillas con un poco de búsqueda.


Guitarra Hello Kitty: ideal si eres rubia y quieres formar una megabanda-chachi rollo Van Gogh's Ear. Ideal si vas a tocar con Miguel Bosé o con Nancys Rubias. Poco recomendable si tu grupo hace música parecida a la de Slipknot, Dimmu Borgir, Children of Bodom o Cannibal Corpse. Observesé el cacharro con el que viene, que supongo que será el amplificador. Una auténtica joya para aquellos rockeros lo suficientemente seguros de su virilidad como para no importarles tocar esto. Por cierto, que el instrumento parece bastante modestito: una pastilla doble y tirando.



Guitarra Butterfly Hortereision: En su momento, en los 60, hubiera tenido gracia, y se hubiera convertido en leyenda y vendido a cascoporro si alguien la hubiera sacado en Woodstock. No fue así, y ahora no es otra cosa que una mariconada con la que nadie en su sano juicio se subiría a un escenario. Bueno, quizás Frusciante.



Guitarra Trully Outrageous: ¿alguien veía Jem de pequeñito? Desde luego, el que creó esta maravilla nacarada se comió todos los capítulos. Posiblemente es la más llevable que hemos visto hasta ahora, y hasta yo en un momento Gigatrón, la tocaría en público.


Guitarra Flower Power: si alguno de los Happy Tree Friends tocara la guitarra, tocaría esta guitarra y no otra. Y luego seguramente la usaría como arma mortal. Tendrían que amenazarme de muerte para que tocara eso. Además, cuenta la leyenda que según coges esta guitarra, unas voces en tu cabeza susurran "amo a Laaauuraaa...".



Guitarra Killin' Time: la favorita de los Marines y de Charlton Heston. Ideal para grupos con temas bélicos y genial y fantástica si quieres rodar de nuevo con tus amigos el videoclip de Breaking the Law, de los Judas (que acojonan, tronco).



Guitarra P'Ftang Rlyeh: Cuando el Gran Cthulhu dormido despierte, nos suma en la locura y absorba nuestras almas, lo hará tocando algún temazo de Iced Earth con este guitarrón.



Guitarra I was drunk: "Stanley, maldito bastardo, ¿qué demonios has hecho con las guitarras, has visto como las has montado?". "Hey, hey, Johnny, no me grites, que tengo un resacón de ayer cuando estuve bebiendo Whiskey mientras las montaba...".

Señor, señor... en fin, horteras hay en todas partes... y si no, que se lo digan a Prince:



Hasta la próxima entrada, amigos. Salud y peyote.

2 comentarios:

Adrian dijo...

Vaya... y pensar que yo se donde se compra la guitarra de hello kitty en madrid.... que triste...

Pero bueno, yo siempre he querido una guitarra que tiene forma de ala de murcielago, creo que era un gibson o algo asi, no recuerdo el modelo, hace muuuucho que la vi.

Bueno, un saludo y ánimo con el blog

-=SickBoy=- dijo...

No había tenido tiempo de comentarte lo cojonudo que me parece este artículo.

Bravo, plas plas!